Una red en buen estado de limpieza y conservación evita que se produzcan atascos, por ejemplo, con la llegada de las lluvias o por cualquier otra contingencia que no permita la correcta fluidez en las canalizaciones.

limpieza de redes rey desatasco